Vende Tu Alma al Diablo... en la Web


Vender el alma al diablo cuesta 240 mil pesos Sitio web arde con solicitudes de pecadores latinoamericanos que anhelan vida eterna.

Para que el Cachudo cumpla con las peticiones de fama, sexo y fortuna se debe enviar primero un satarrículum vitae con las fechorías más siniestras.
Afirmo solemnemente ante las poderosas fuerzas del mal que quiero pactar mi alma con el diablo a través de un proceso mántrico de sugestión síquica con el cual alcanzaré con seguridad la felicidad material, anuncia la página web española www.satansm.com, que ofrece a los adoradores del mal poder transar directamente con Lucifer.

SATANISMO
El pacto último, la venta del alma al diablo, se anuncia a través del oscuro portal. La transacción es fácil: se llena un satarrículum vitae con los malos antecedentes y se establece el plazo por el cual se servirá al Mandinga. Rápidamente el interesado se convierte en parte de la logia de Satansm y se está en condiciones de exigir que los más bajos y ocultos deseos se vuelvan realidad.
Pero la cosa no queda sólo ahí, pactar con Belcebú es un trabajo a largo plazo y con costos monetarios. Trescientos euros (240 mil pesos) cuesta acceder a los mantras, rituales y asesorías on line que prometen que “se alcanzará la felicidad en la tierra, además de seguir al pie de la letra los votos que la agrupación impone: riqueza, incontinencia y frivolidad.

Discípulos del coludo
Muchos latinos han caído en el tentador llamado e incluso chilenos han llenado el satarriculum vitae declarando ser dignos discípulos del Maligno. Argentinos, colombianos y peruanos son extremos en sus declaraciones virtuales confesando haber asesinado, practicado zoofilia y blasfemado a cambio de fama, sexo y belleza. Al contrario que los rancios europeos que anhelan inteligencia y vida eterna.
El fenómeno demoniaco es real en la sociedad de hoy, pero debemos tener en cuenta que adorar al diablo está fuera de lo que es la actual ley de culto, aclara Juan Daniel Escobar, teólogo experto en sectas:

-¿Se puede pactar virtualmente con Satán?
-No. Que sea una opción tan pública me parece poco serio. Estas sectas son agrupaciones que muchas veces esconden delincuencia bajo lo satánico.

-¿Cuál es el perfil de sus adoradores?
-Son personas con poca vida afectiva, con altos grados de angustia que no pueden controlar, inestables emocionalmente y preocupadas por una inversión de sus valores. Muchos buscan experiencias fuertes y creen que de esta forma satisfacen sus necesidades y estarán más a la moda
El vampiro chileno, Leonardo Ossores, experto en temas siniestros desconocía por completo la existencia del malévolo sitio electrónico que realiza pactos con el diablo. En Chile no hay páginas de ese tipo. Me suena medio chanta porque deben ser personas que intentan aprovecharse de gente necesitada que no sabe a que más recurrir, sentencia.

-¿Crees en el Cachudo?
-No creo en el diablo ni en nada porque soy agnóstico. Pero está bien que existan satánicos, si tienen espacio los católicos y los evangélicos, pero cobrar dinero por entregar tu alma al diablo lo encuentro descabellado.

-¿Entonces, estás de acuerdo con los pactos y ritos satánicos?
IGLESIA DE SATANÁS
-Sí. Existe una iglesia satánica en EE.UU. con fieles, rituales y les va muy bien, funciona como todas las otras agrupaciones que adoran a un dios. Pero al contrario de lo que propone la página Satansm, no le hacen daño a las personas, por eso creo que es algo poco serio.

NOTA PERSONAL:

Antes de que entren a la página, les aviso que no es recomendable para las personas sensibles

2 comentarios:

Anonymous dijo...

jose santos latorraca guambacho, puedes comunicarte conmigo?

mason iluminado dijo...

http://www.freeingyoursoul.com/

Change your soul for your dreams
Cambia tu alma por tus sueños
Come here and let the bearer of light illuminate your life for your soul
the new world order awaits
Ven aquí y deja que el portador de la luz ilumine tu vida para vivas asi como siempre has soñado
el nuevo orden mundial te espera

bankofsouls@yandex.com
http://www.thornypath.net/